LA PORTADA DE HOY

» VER PORTADAS ANTERIORES

La cuadrilla de amigos chilangos, Iñárritu ‘El Negro’ y sus ‘birdmans’, Emmanuel Lubezki, Alfonso Cuarón Cuarón, Guillermo Del Toro, Martín Hernández, no solo piden un “Gobierno que México se merezca”

EL BESTIARIO

SANTIAGO J. SANTAMARÍA

Hace tres años, Alejandro González Iñárritu (Ciudad de México, 1963) se separó de sí mismo. Fue durante un retiro. La meditación zen le permitió tomar distancia de sus pensamientos y entender el “flujo desbordante y constante” de la existencia. Había nacido un nuevo Iñárritu.

AddThis Social Bookmark Button

La ‘yugoslava’ Tierra Caliente sin ‘La Tuta’, un mal lugar para vivir y mucho peor para morir, los vecinos solo creen en Dios y en el AK-4, detención sin disparos del ‘tarantino’ director de ‘Filmoteca Michoacán’

EL BESTIARIO

SANTIAGO J. SANTAMARÍA

Hace unas semanas escribíamos sobre el conflicto de Michoacán. Destacábamos el desasosiego y escepticismo de la población, ilusionada hace dos años con el surgimiento de las autodefensas para hacer frente a los desmanes de Los Caballeros Templarios.

AddThis Social Bookmark Button

La arqueología el otro ‘daño colateral, el ‘Estado Islámico’ difunde un vídeo de milicianos golpeando con mazas esculturas milenarias de un museo de Mosul, en Irak, que tanto fascinaron a Lawrence de Arabia

EL BESTIARIO

SANTIAGO J. SANTAMARÍA

Armados con grandes martillos y taladros, un puñado de seguidores del ‘Estado Islámico’ (EI) destruyen con saña varias estatuas en Mosul, que describen como “ídolos” y que arqueólogos de todo el mundo temen que sean piezas asirias y acadias.

AddThis Social Bookmark Button

El oceáno es ‘La isla del tesoro’, microbios marinos tienen aplicaciones médicas, industriales y cosméticas, un fármaco contra el cáncer nació de un invertebrado, Ecteinascidia turbinata, y vive en aguas caribeñas

EL BESTIARIO

SANTIAGO J. SANTAMARÍA

Los alucinantes misterios de las profundidades marinas han resultado ser mucho más pequeños que los calamares gigantes que imaginó Julio Verne. Muchísimo más. De hecho, son microbios los que esconden promesas de una riqueza incalculable.

AddThis Social Bookmark Button

Un alto mando de la OTAN cree que Europa puede sufrir un ataque sorpresa de Rusia, hace 70 años, Stalin, Roosevelt y Churchill se reunían en Yalta, Crimea, para repartirse el viejo continente, Putin ‘el ejidatario’

EL BESTIARIO

SANTIAGO J. SANTAMARÍA

Pocas voces en la Unión Europea cuestionan la responsabilidad del presidente ruso, Vladímir Putin, en la guerra de Ucrania. Pero a la vista de la magnitud que ha alcanzado el conflicto, algunos responsables políticos y militares alertan de consecuencias indeseadas e invitan a la autocrítica.

AddThis Social Bookmark Button

Los problemas denunciados por Serpico en los años sesenta a ‘The New York Times’ continúan vigentes, el mítico policía, inmortalizado por Al Pacino, se indigna por las muertes de los afroamericanos Michael y Eric

EL BESTIARIO

SANTIAGO J. SANTAMARÍA

No es fácil dar con un fantasma. Frank Serpico, de 78 años, expolicía, héroe de película, bohemio, seductor, hippy, soplón, poeta, místico, actor y tantas otras cosas, prácticamente lo ha sido durante los últimos 40 años.

AddThis Social Bookmark Button

Tomás Zerón, el director del ‘FBI’ de México rememora su cara a cara con ‘El Chapo’, detenido hace un año, “hay más robos y desempleo”, dice el alcalde de Badiraguato, pueblo de Joaquín Archivaldo Guzmán

EL BESTIARIO

SANTIAGO J. SANTAMARÍA

La escena fue breve. Eran las once de la mañana del 22 de febrero. Hangar de la Marina, aeropuerto de Ciudad de México. A un lado de la mesa un hombre de bigote triangular. Tenía una magulladura en la frente y la mirada vacía.

 

AddThis Social Bookmark Button

DAGUERROTIPOS

EL GLOBO ROJO

Casquitos de guayaba de “Conchita” disuadieron a Solidaridad de tomar la embajada de Cuba en Varsovia al final de la ‘Guerra Fría’

EL GLOBO ROJO

SANTIAGO J. SANTAMARÍA

Hace más de veinte años, en el País Vasco, en el norte de España, surgió la idea de crear una revista con el nombre de EL GLOBO ROJO. Su director, un ‘loco’, sus redactores, otros ‘locos’, sus fotógrafos, unos ‘locos’ más, sus diseñadores, sus distribuidores, sus expertos en ‘marketing’..., en fin todos, eran consumidores de productos recetados por los discípulos de Sigmund Freud y Jacques Lacan. Pablo Gallastegui era el más joven y el más ‘loco’ de los doctores del Hospital Psiquiátrico de Mondragón.